Pregó Tierno Galván
Arriba - Dalt ] Pregó 1999 ] [ Pregó Tierno Galván ]

 

Arriba - Dalt

Fiestas y Eventos

Costa Blanca

Dinero y Seguros

Directorio de Empresas

Director Financiero

Consultas Abogados

Asesorías y Gestorías

Directorio ABC

 

Señor Alcalde, señores concejales, vecinos de la Villa de Calpe y moradores de la Villa de Calpe, moradores y visitantes en su conjunto de la Villa de Calpe.
Antes que nada permítanme Uds. que como Alcalde de la Villa de Madrid, Corte y Capital de España, en nombre de los vecinos de Madrid,  les dedique a Uds. un caluroso y cordial saludo, muchas gracias por su cordial invitación.
Festejamos hoy y recordamos hoy un hecho que sirve de fundamento y en cierto modo de pretexto a unas fiestas locales, unas nutridas, numerosas, complejas y profundamente alegres "Fiestas Locales".
Lo que se recuerda en Calpe no significa concretamente que unos hayan tenido más vigor que otro, más valor varonil que otros, lo que se recuerda en Calpe es que no puede admitirse la violencia, que hay que cerrar la puerta a la violencia, que no puede admitirse la sinrazón, que hay que cerrar la puerta a la sinrazón. 
Y lo recuerda a través del arco del "Milagro"
Debemos cerrar las puertas del Castillo interior, de la última morada, las puertas del Castillo del cuerpo. A la Violencia, a la Injuria, a la Ofensa, a la Injusticia. Debemos cerrarla como se cerró aquí hace ya dos siglos, como se cerró aquí hace ya más de dos siglos. Por que se imponga la razón, por que se imponga el Espíritu, por que el Espíritu tenga más fuerza que las fuerzas de 15, de 20, de 30 hombres. 
Las fuerzas acumuladas de todos los poderes no pueden vencer a las fuerzas del Espíritu y las fuerzas del Espíritu cierran la puerta y evitan la Injuria, impiden la Injusticia y eso se recuerda en esta gran lección, que es una lección Universal, nacida y crecida aquí en este pueblo. Esto se recuerda en unas Fiestas que son fiestas que están invocando permanentemente la Alegría y Cultura Mediterránea. La Convivencia y la Universalidad.
Por esa bahía, por esa bahía abierta han llegado pueblos ajenos de muy distintos lugares en momentos en que la población de España era escasa y aun le faltaba su signo concreto y permanente. Porque en las laderas del Peñón, de ese Peñon "Totémico" que viene a significar el mismo Pueblo, que significa el vigor que se alza, que significa "la espera", que significa lo inquebrantable y permanente y al mismo tiempo la Belleza, en las laderas del Peñón están enterrados restos de un antiguo poblado iberico. Y los Íberos pasaron el Estrecho y llegaron por parte de esta zona como llegaron tantos otros pueblos. Los puertos son universales y significan Universal y este es un pueblo Universal y Síntesis.
Y por ser un pueblo sintético aquí se dan de todos los lugares y afortunadamente hoy también hay de todos los lugares de España, de todas las nacionalidades, de casi todos los Pueblos de Europa. Que vienen a Calpe, a descansar en Calpe, viven en Calpe, mueren en Calpe. Para repetirnos y darnos la lección de Universalidad  y de Síntesis.
Porque Calpe es la Síntesis del Mediterráneo, también hay Moros, también hay Cristianos, síntesis del Mediterráneo, síntesis de España, síntesis de la Cultura en todos sus aspectos, incluso el milagroso, y en el fondo de esa síntesis iluminándolo todo el símbolo de la Puerta que se cierra a la Injusticia. 
En ese Peñón, en lo alto del Peñón tendría que haber alguna vez un letrero luminoso que dijere: la puerta del castillo de Calpe se cerró para la Injusticia y las puertas de la ciudad de Calpe están siempre abiertas para el amor, la concordia y el entendimiento, que sea así, que sea así. 
Y que esta ciudad Bella, Noble, Ideal, Ilustre, ciudad de la defensa del Espíritu, sea por mucho tiempo también ciudad de la Paz. Abierta a todos, para bien de todos, que los calpenses o calpinos continúen siendo cultivadores permanentes del Espíritu, del progreso y de la Paz.