Parròquia
Arriba - Dalt ] Família Reial ] President Gobern ] Diputat Corts Valencianes ] Alcalde de Calp ] Regidora de festes ] [ Parròquia ] President Associació ] Junta 25 Aniv. ] Abanderada Asociación 2000 ] Capità Almogávares 2000 ] Capità Berberiscos 2000 ] Libro 2000 ] Pregó 2000 ] Danza Ifach ] Xirimiters ]

 

Arriba - Dalt

Fiestas y Eventos

Costa Blanca

Dinero y Seguros

Directorio de Empresas

Director Financiero

Consultas Abogados

Asesorías y Gestorías

Directorio ABC

 

¿QUÉ BELLEZA SALVARÁ AL MUNDO
En la novela "El Idiota” de Fiodor M. Dostoievski, el joven Hipólito, en su lecho de muerte le hace esa pregunta que encabeza este artículo al príncipe Miskin. Este, por supuesto, le da una respuesta negativa. Se va por otros derroteros. No hay esperanza.

Misa en Gabriel Miró

Cuando en este año dos mil nos disponemos, de nuevo, a celebrar las fiestas patronales y de Moros y Cristianos en honor al Santísimo Cristo del Sudor, nuestro patrono, justamente hará un año desde aquella noche fatídica en que amanecimos privados de la Iglesia grande por causa del incendio que se originó. Los cultos ya se han reanudado El pasado día cuatro de Agosto, víspera de la fiesta patronal de la Virgen de las Nieves, iniciamos una nueva andadura;¿Es una casualidad? ¿Un milagro? ¿El azar que nos ha jugado alguna de las suyas?..No lo sé. Se me ocurre pensar que por las fiestas del Cristo quedó inutilizada, y por las fiestas de la Virgen volvió a su ritmo normal.
¿Qué belleza, qué acción, cómo se ha podido poner en marcha todo de nuevo? preguntas y más preguntas como las del joven Hipólito, que en este caso si que tienen respuesta. Un nuevo y mayor entusiasmo para la acción que no reparó en nada. Desde las pocas horas siguientes al accidente todos éramos una piña trabajando y concretando cosas y deberes cara a lo que habla que hacer Una gozosa clarividencia de que no podíamos permanecer de brazos cruzados. teníamos que ponemos en acción inmediatamente, Una sorpresa agradecida: agradecimiento que nace al ver a muchas personas hacer suya la causa de levantar y dar esplendor a lo que estaba quemado. La gozosa sonrisa, la gozosa palmada de tantos y tantos que han dado ánimos y levantado morales para seguir adelante; los consejos oídos y recibidos. La labor del día a día sin descanso. La aportación económica de tantos y tantos, y la de algunos con muchos equilibrios hechos para poder entregarla. El privarse unos cuantos trabajadores de la copa de después de comer para recaudar fondos para estos menesteres. Una llamada telefónica a Madrid y a las veinticuatro horas llega el restaurador de las imágenes y posterior artista de toda la decoración. El fervoroso entusiasmo de tantas y tantas mujeres limpiando y acondicionando las cosas para seguir...
En fin...tantas cosas bellas! Me dejo muchas en el tintero, pero todo ha valido la pena, pues si ha habido respuesta a la pregunta: la belleza del entusiasmo, la sorpresa agradecida, la entrega ferviente, la gozosa ilusión de poner en marcha lo que estaba deshecho.
Y, todavía no se ha terminado totalmente, queda mucho por hacer y más por pagar. Pero se nota el, vuelvo a repetirlo, entusiasmo de las personas colaboradoras en lo económico. El interés mostrado por la lotería nacional, etc...
Creo que sí hay respuestas válidas para la pregunta del joven Hipólito. No hay motivo para la desesperanza. Este es el camino recto.
Ante toda esta abrumadora lluvia de bienes y alegrías hay una sola palabra que lo resume todo y lo engloba todo: GRACIAS. De palabra y delante del Señor en el Sagrario, por supuesto que también a los pies de su Imagen Bendita.
También ha habido, en todo este tráfico de cosas, algunos príncipes Miskin, profetas de desgracias y agoreros. Para ellos invoco la misericordia del Señor
Que paséis unas felices fiestas patronales Que el Santísimo Cristo os bendiga con toda clase de bienes espirituales y materiales. Os recuerdo a todos y estáis en mi corazón y en mi oración personal.
FRANCISCO ANTONIO DIAZ ALBERT
Cura párroco