Incendi
Arriba - Dalt ] Processó ] Missa ] Cabos y Esquadras ] [ Incendi ] Ofrena ] Himne Fester ]

 

Arriba - Dalt

Fiestas y Eventos

Costa Blanca

Dinero y Seguros

Directorio de Empresas

Director Financiero

Consultas Abogados

Asesorías y Gestorías

Directorio ABC

 

Iglesia

INCENDIO EN LA IGLESIA

Un incendio daña el interior de la iglesia parroquial
Dos bancos quemados, escayola y losas de cerámica desprendidas del techo abovedado, así como daños en la policromía de la imagen del Cristo del Sudor, fueron el saldo material más relevante del aparatoso incendio que los cirios ofrendados al Patrón desataron en la madrugada del viernes en el interior de la iglesia parroquial Virgen de las Nieves. Mucho más significativa fue, sin embargo, la profunda conmoción que en la población causó este inesperado suceso en mitad de las fiestas patronales. Algunos no dudaron en calificar de "milagro" que la imagen del. Cristo del Sudor lograra salvarse, prácticamente intacta, de las llamas.  La imagen fue ovacionada por los feligreses y festeros en la misa de campaña oficiada esa misma mañana.
Desoladora estampa la que surgió el viernes de entre la espesa humareda para quienes acudieron solícitos a extinguir  las llamas. La iglesia mostraba todo su interior ahumado, cubierto de hollín, y restos de escayola y cerámicas esparcidas por los suelos. El humo afectó también, aunque en menor medida la capilla pequeña original del Siglo XV que comunica por un arco lateral pero las muchas manos que acudieron a limpiarla le devolvieron en pocas horas su estado habitual.
Todo apunta a que el incendio se inició a consecuencia del derretimiento de los cientos de cirios ofrendados al Patrón la noche anterior, como motivo de las fiestas patronales. Los organizadores habían dispuesto una gran mesa para sostener los cirios pero al parecer la gran cantidad de velas quemó los envoltorios y desató el incendio que calcinó primero la mesa, quemó los travesaños que sostienen la imagen de[ Cristo, y luego se propagó a los bancos más cercanos.

Iglesia de Calpe

La voz de alerta sobre lo que estaba sucediendo en el interior de [a Iglesia se recibió en el retén de la Policía Local alrededor de las 6:3o de la mañana, cuando una vecina se percató y avisó que salía mucho humo y un intenso olor a cera quemada de[ interior de la iglesia.
Dada la espesa h u m a r e d a almacenada en el Interior de la nave, los agentes policiales tuvieron que hacer uso de sus equipos autónomos de respiración para llegar hasta el lugar de[ fuego. Éste ya había afectado a los dos bancos más próximos a la mesa que sostenía los cirios depositados a los pies de la imagen de¡ Santísimo Cristo del Sudor, colocado a la derecha del altar. Las llamas también habían quemado los travesaños que sirven para llevar en andas al Cristo durante las procesiones. El intenso calor produjo desprendimientos de escayola y de lozas de cerámica de las bóvedas del techo, así como alteraciones en algunas zonas de la policromía de la imagen, en tanto que la espesa humareda, emanada de la lenta combustión de las maderas de mesa, travesaños y bancos, dejó hollín en la totalidad del templo.
El fuego quedó controlado mediante extintores a los pocos minutos de ser detectado, no obstante los trabajos de supervisión de la zona y de limpieza de humo mediante bombas extractoras no acabaron hasta pasadas las 9 horas de la mañana, dos horas y media después de recibirse el aviso.
Iglesia
En pocos minutos el templo parroquial se llenó de vecinos alarmados con el suceso, que acudían a prestar su colaboración; entre ellos el alcalde, Javier Morató acompañado de su esposa, así como otros miembros de la Corporación municipal, los presidentes de la Asociación de Moros y Cristianos Santísimo Cristo del Sudor, Francisco Avargues, y de la Comisión de Fiestas de 1999, Rafael García. Todos se pusieron de inmediato a limpiar la imagen del Cristo y la iglesia para continuar dentro de unos minutos con las ceremonias previstas en el programa de fiestas para rendir honores al Patrón de la Villa.
La Iglesia Nuestra Señora de las Nieves está situada en pleno corazón del casco antiguo de Calpe, en la Plaza de la Villa. Su construcción data de 1973. Se trata de una construcción moderna y maciza con murales interiores y vidrieras. A su lado se sitúa la iglesia antigua, originaria del siglo XV de planta rectangular y dos naves, separados por cinco pilares unidos y arcos de medio punto. En su interior se conserva una tabla al temple del siglo XV que representa a San Antonio Abad, San Cosme y San Damián, de elevado valor artístico, que se atribuye a un discípulo de Juan Rexach. Afortunadamente los bienes artísticos no sufrieron daños.