Discurso Capitán
Arriba - Dalt ] Elección Capitán ] [ Discurso Capitán ] Capitania Mora 2001 ]

 

Arriba - Dalt

Fiestas y Eventos

Costa Blanca

Dinero y Seguros

Directorio de Empresas

Director Financiero

Consultas Abogados

Asesorías y Gestorías

Directorio ABC

 

Bona nit a tots!
Margarita, mi favorita, y yo os saludamos a todos. Autoridades, cargos salientes y entrantes, Moros, Cristianos, Festeros, amigos y visitantes.
Es para nosotros un gran orgullo el poder representar en estas fiestas de Moros y Cristianos, en honor al Santísimo Cristo del Sudor de Calpe, como favorita y capitán, al Bando Moro.
Este año tiene una especial relevancia; por ser el 25 aniversario de las fiestas de Moros y Cristianos , por ser el primer año del siglo XXI y por ser el año de comienzo del tercer milenio.
Hace 13 años, cuando entramos en Califach, incorporándonos a la fiesta, no se nos pasó por la cabeza, ni remotamente, que un día seríamos Capitán y Favorita del bando Moro.
Por lo que quisiéramos agradecer a los miembros de nuestra Filá no solo la confianza que en mi han depositado, al elegirme Capitán, sino también el apoyo, ayuda y consejos proporcionados para que esta capitanía sirva para realzar la fiesta, y al mismo tiempo sean unos días inolvidables para nosotros.
Dar las gracias de todo corazón a nuestros hijos: Margarita y Pachi, Mónica y Jaime, Manuel y Ana, por toda la ilusión y apoyo, con el que se han volcado desde el primer momento.
Nuestra gratitud a los miembros de la Asociación de Moros y Cristianos por la ayuda prestada, y tener presente que gracias a ellos y a los que les precedieron, es posible que hoy nos encontremos celebrando este 25 aniversario.
He pensado que en el banderín de nuestra Capitanía se ponga: Capitán Moro 2.001, 25 Aniversario de las Fiestas de Moros y Cristianos, junto con la divisa siguiente:
“Donde fuere siempre dominó”.
Por este 25 aniversario debemos recordar que las fiestas de Moros y Cristianos en honor al Santísimo Cristo del Sudor de Calpe, que hoy comienzan un nuevo ciclo, son una realidad gracias al resultado de aunar muchas voluntades a lo largo de estos años:
Desde el festero más joven al más veterano.
Desde los fundadores hasta las futuras generaciones de festeros, que serán los encargados de la continuidad de estas fiestas
Desde las autoridades municipales que la han potenciado hasta los componentes de las distintas Cábilas, las Capitanías y en general todo el pueblo de Calpe, con su participación o presencia, han hecho posible que hoy en día nuestras fiestas sean una realidad consolidada, prototipo de lo que las fiestas de moros y cristianos deben ser.
No podría dejar de hacer mención, en este momento tan importante para mi y para mi familia, a todos aquellos que desgraciadamente nos han dejado; y desde aquí, quiero expresar mi más entrañable recuerdo y agradecimiento.
Dar la más sincera enhorabuena a los capitanes y demás cargos salientes, por haber dejado el pabellón tan alto, contribuyendo con su esfuerzo y dedicación a engrandecer una vez más nuestras fiestas.
A Juan y Ana, Capitán Cristiano y Primera Dama quisiera darles un consejo: “Que Alá os guarde cristianos”. Y no lo digo por la dureza de la refriega o por la intensidad de la batalla, sino por la tensión de los horarios, por las digestiones pesadas o por el exceso de burrets.
Me gustaría proponer que en estas próximas fiestas no se hiciera énfasis en la batalla, o en si una vez conquistado el castillo no nos iremos los Moros, sino en todo lo contrario: emplazo a los Cristianos para que abran las puertas del castillo y nos inviten a entrar en él, imperando el espíritu de concordia, respeto y tolerancia que en los tiempos que rememoramos hicieron célebres la coexistencia de las tres culturas.
En definitiva, es este espíritu el que existe hoy en el pueblo de Calpe, con su comportamiento afable y respetuoso, han abierto sus puertas a todos los que hemos venido de fuera, turistas o residentes, del norte o del sur, jubilados o trabajadores, mostrando la imagen de un pueblo abierto al futuro y aceptando a todas las gentes de buena voluntad que se han acercado a esta maravillosa localidad.
Este espíritu es una de las mejores cualidades de nuestro pueblo, acrecentándose un poco más, si cabe, en los momento de fiestas.
Así pues: Se abre el telón. Estruendo de tracas, petardos, bandas y pasacalles, Colorido desbordante de trajes, banderolas, luces y cohetes. Todo indica que la fiesta ha comenzado.
Viva el Santísimo Cristo del Sudor.
Vixca Calp.