Corsaries
Arriba - Dalt ] Piratas ] [ Corsaries ] Conqueridores ] Templaris ] Issa Ibn Mariam ] Beduinos ] Sharquies ] Bereberes ] Taifas Eslavas ] Califas ] Zaireñas y Llauradors ] Ben Al-Labbana ] Bernat Capó 1999 ]

 

Arriba - Dalt

Fiestas y Eventos

Costa Blanca

Dinero y Seguros

Directorio de Empresas

Director Financiero

Consultas Abogados

Asesorías y Gestorías

Directorio ABC

 

Benissa. Desfile Moros y Cristianos 01 Julio 2001. Moros i Crsitians

Filà Corsaries Filà Corsaries Filà Corsaries Filà Corsaries
DSC03194.JPG DSC03195.JPG Filà Conqueridores Filà Conqueridores
Filà Conqueridores Filà Conqueridores Filà Conqueridores Filà Conqueridores

CORSARIES

Como ya se señaló en el artículo anterior en que tratamos el tema de la piratería, existe una gran confusión en cuanto a la procedencia, clasificación e incluso la intencionalidad de los múltiples barcos piratas que a lo largo de la historia Medieval y posteriormente la historia Moderna han arrasado nuestras costas y surcado nuestros mares.
Sería conveniente dar un breve repaso al artículo sobre PIRATAS publicado en el anterior libro de fiestas y detenernos en el punto en el que se hace incidencia en que en el Mediterráneo conviven dos tipos de piratería.
Por un lado la piratería berberisca de influencia musulmana, y por otro, los piratas que los
reyes y señores Cristianos armaban con patente de corso.
Esta última licencia permitía a los corsarios practicar incursiones piráticas y abordar navíos en alta mar con licencia real y teniendo como pretexto el aportar beneficios al reino. Pero tal y como ya se señaló anteriormente, esto, una vez alejados de las costas resultaba imposible de asegurar pues como bien parece escapaban a cualquier control y contribuyendo a acrecentar la confusión existente en los mares.
Durante la primera mitad del siglo XV, los corsarios genoveses se convierten en los protagonistas de las principales hostilidades entre Génova y la Corona de Aragón y la inseguridad que reina en el Mediterráneo tiene como protagonista a la flota genovesa. Practican incursiones en Baleares, las costas valencianas, Cartagena y el reino de Granada y obtienen buenos beneficios de los apresamientos que llevan a cabo a costa de las naves comerciales que practican intercambios con estas pujantes ciudades.
Las mismas islas Baleares, se convienen en un importante refugio de corsarios que amarran sus flotas en los pueblos de Ibiza y Mallorca donde tienen un excelente mercado para la subasta de sus presas. Durante La primera mitad del siglo XV, los corsarios mallorquines atacan principalmente a los barcos musulmanes sin distinguir si eran amigos o aliados de la Corona de Aragón. Realizan acciones indiscriminadas y los tratados de historia local están frecuentemente salpicados con referencia a estos ataques que se llevan a cabo sin diferenciar si se trata de enemigos o amigos del rey protegidos por salvoconductos.
Se podría aquí hablar de casos puntuales y muy interesantes que tenemos bien documentados y que nos ilustrarían sobre procedimientos concretos en determinadas acciones, pero creemos que esto nos haría entrar en detalles que tal vez nos confundirían pues como ya se ha dicho antes, no siempre el comportamiento y la intencionalidad resultan fáciles de interpretar y clasificar netamente.
Es importante subrayar que los corsarios mallorquines que son los que hemos sufrido mas de cerca, se caracterizan por su extremada violencia debida tal vez a Las dificultadas que encuentran en el reclutamiento de sus tripulaciones a las cuales capturaban en las costas o enrolaban después de haberlas apresado.
En la mayoría de los casos los reyes que ofrecían la patente de corso legalizada, instaban a sus vasallos a respetar las naves que llevaran su salvoconducto pero sus recomendaciones rara vez eran obedecidas ya que los saqueadores son incluso a veces las propias galeras de la escuadra real. Por eso se llega a armar una flota para impartir el orden y se ponen buques vigías que velen por la seguridad de ciertos puntos de interés. La historia de nuestro entorno más próximo está bien documentada sobre las acciones de estos buques vigía patrullan a lo largo de nuestras costas y de las acciones diplomáticas que se llevan a cabo en momentos de inferioridad de condiciones.
Parece ser que todas estas medidas consiguen buenos resultados, pues a finales del siglo XV las acciones son cada vez más aisladas. Los esfuerzos de las ciudades, del rey, de los lugares marítimos y de las autoridades locales hacen cada vez mas difíciles las incursiones y una de Las últimas noticias que tenemos de las acciones corsarias en nuestra comarca data del otoño de 1512 cuando el corsario que hasta entonces había apresado navíos en las aguas del. marquesado, es capturado por gentes de Denia y entregado a manos de las autoridades locales.
Dolores Orihuel García & Llorenç Bertomeu Banyuls