Arcabucería
Arriba - Dalt ] Infofiesta ] III Congreso Nacional ] [ Arcabucería ] La Música ] Asamblea Undef ] Undef Oct. 2000 ] 15/06/2001 ] Castellano ]

 

Arriba - Dalt
Arcabuz
Espingarda
Trabuco

Fiestas y Eventos

Costa Blanca

Dinero y Seguros

Directorio de Empresas

Director Financiero

Consultas Abogados

Asesorías y Gestorías

Directorio ABC

 

Los Hermanos Marx

"La arcabucería es elemento esencial de la Fiesta de Moros y Cristianos, forma parte de su estructura básica; y es un factor diferencial de otros festejos. Es una afirmación rotunda que trataremos de analizar.
La pólvora tiene un rito, y quizás nada denote tanto la innegable herencia árabe en el pueblo valenciano como su afición a la pólvora: sea castillos de fuegos artificiales, cohetería en sus diversas formas, arcabucería en sus Fiestas de Moros y Cristianos, etc.
Aquel "correr la pólvora" de las fiestas populares bereberes a modo de homenaje a invitados y amigos donde veloces jinetes maniobrando y disparando al aire sus espingardas en carrera a escape, se ha convertido sólo en fragor, pero el olor de la pólvora está presente.
Hoy la función de la pólvora, el alarde suave del correr la pólvora moruno se ha transformado en ruido y estruendo, es lo único que cuenta. Esa es su función.
Decía que la arcabucería es elemento esencial en la Fiesta, y eso es así, porque la Fiesta actual ha nacido y se ha desarrollado entre el ocre olor de la pólvora.
Sabido es que las soldadescas del siglo XVII (eran comparserías que adoptaban formaciones paramilitares festivas (escuadras) realizaban funciones de acompañamiento en las procesiones religiosas y cívicas, rindiendo honores con salvas de arcabucería a la imagen del patrón local, a las autoridades, etc...
Cuando esa comparsería en un momento no precisado (sobre el primer tercio del siglo XVII) se viste parte a la usanza morisca y parte a la cristiana para mayor lucimiento, y fuera de la procesión empiezan a arcabucearse entre sí, en forma de contraposición moro-cristiana que es lo que el traje evidencia, realizando al mismo tiempo movimientos y simulacros militares, se había puesto la piedra fundamental sobre la que surgió y se desarrolló la Fiesta.
Se estaba transformando una función de acompañamiento en una función de simulacros guerreros que acabaría por necesitar un símbolo que disputar, el castillo con todo el enfoque histórico que supone, que generaría unas acciones de conquista y reconquista, con toda la proyección histórica que cada población con carácter general o local le haya podido dar.
Así de simple es el esquema evolutivo de la Fiesta: Una procesión con salvas de arcabucería, arcabucería que al margen de la misma se convirtió en una confrontación de dos culturas rememorando luchas de siglos, con un castillo y unas embajadas arrulladas por la pólvora, y una manifestación pública de las fuerzas contendientes que ha llegado a ser las "entradas".
Los elementos religiosos (procesión, misa al patrón, etc ... histórico-tradicionales (castillo, embajadas, lucha, etc ... ), y lúdicas (desfiles, entradas, etc ... ) se han conjuntado armónicamente y han llegado a ser la FIESTA DE MOROS Y CRISTIANOS.
En las poblaciones de la Montaña alicantina (área donde la Fiesta se expandió a nuestro estilo) aún se conserva la arcabucería en las procesiones de traslado del patrón de su ermita a la población: Castalla, Villena, Caudete, Petrel, Cocentaina, Onteniente, Biar, etc... en forma más o menos pura.
En Alcoy la arcabucería estuvo presente en las procesiones del día 23 (el día religioso) hasta 1876 que pasa a utilizarse únicamente el día 24 (el día de conmemoración histórica) y naturalmente nunca ha estado presente el día 22, el de las "entradas", de exhibición de los bandos contendientes. De esa manera se ha delimitado con claridad y precisión la trilogía festera de actos y días: lo espectacular, lo religioso y lo histórico.
Se yerra por tanto si se cree que los moros y cristianos nada pierden si desaparece la arcabucería. Sencillamente lo que pierden es su identidad. Esa identidad que le da el fragor de la pólvora en salvas de arcabucería por la población, en honor del patrón local y en rememoración de gestas pasadas.
La arcabucería es el carnet de identidad de la Fiesta de Moros y Cristianos. Es el factor diferencial de otros festejos, que si no la tienen aunque se digan de moros y cristianos no hacen más que una parodia, que acabará siendo un carnaval.
Un festejo con trajes moro-cristianos, música festera, etc. si no tiene arcabucería, nunca será una Fiesta de Moros y Cristianos, será un carnaval encubierto.
Con arcabucería y todo, algún escritor valenciano actual ha dicho que los moros y cristianos son los carnavales de la Comunidad Valenciana, ¿Que diría sin arcabuces y trabucos?
El lenguaje popular, el coloquial, establece distancias. El festero al ponerse el traje dice "voy a vestirme” no dice "voy a disfrazarme". Ese "vestirse" o "disfrazarse" marca las diferencias para quien las quiera entender."

This page is SignPoster 3.2.1 Approved